Política Anticorrupción

Objetivo

El presente resumen de la Política anticorrupción de Franklin Resources, Inc. recoge los principios que siguen FRI y sus filiales (conjuntamente “FTI” o “nosotros”) para lograr una tolerancia cero contra el soborno y la corrupción. El objetivo de nuestra política anticorrupción es garantizar que se tienen implantados a nivel mundial los oportunos procedimientos contra el soborno y la corrupción con el fin de evitar infracciones de las leyes y normativas aplicables, incluidas, entre otras, la U.S. Foreign Corrupt Practices Act (Ley estadounidense sobre prácticas corruptas en el extranjero) y la U.K. Bribery Act (Ley británica sobre el soborno) de 2010.

Ámbito de aplicación

La presente política es aplicable a todos los directivos, consejeros, accionistas, empleados y representantes externos designados de FTI (incluidos, sin carácter restrictivo, agentes, intermediarios y consultores) en todas las ubicaciones. La vulneración de esta política será objeto de fuertes sanciones, incluidas, cuando proceda, la aplicación de acciones disciplinarias, llegando incluso a la rescisión del contrato laboral, así como la posible entrega del infractor a las correspondientes autoridades penales o reguladoras. FTI tiene intención de revisar la relación comercial que mantiene con aquellos que no se comprometan a observar el mismo nivel de tolerancia cero contra la corrupción, incluidos los socios de "joint ventures" y distribuidores.

Requisitos de la política

FTI ha integrado en el seno de su organización los siguientes principios y controles para lograr una tolerancia cero contra el soborno y la corrupción: No se aceptarán u ofrecerán sobornos o pagos de facilitación.

Requisitos de la política
No se aceptarán u ofrecerán sobornos o pagos de facilitación. Se prohíbe estrictamente dar o recibir sobornos (esto es, un beneficio personal a cambio de un privilegio indebido), así como pagos de facilitación (con independencia de si estas prácticas son o no habituales en un determinado país) que conlleven la entrega de algo valioso a funcionarios públicos con el fin de agilizar o facilitar trámites o acciones estatales rutinarios no discrecionales.
Donaciones a entidades benéficas y partidos políticos Se prohíbe la entrega de donaciones que estén destinadas a obtener un privilegio indebido, incluidos los pagos de facilitación.
Obsequios e invitaciones Se prohíbe ofrecer obsequios o invitaciones a clientes actuales o potenciales, a funcionarios públicos o a sus familiares cuando estos gastos no se enmarquen dentro del desarrollo normal de la actividad empresarial o no se cumpla la presente política y las directivas relacionadas con ella.
Pagos y registros Todos los desembolsos deberán estar debidamente aprobados y documentados, conservándose la documentación durante un período mínimo de 6 años.
Funcionarios públicos Se exige ceñirse a nuestros requisitos adicionales de registros en relación con todos los desembolsos asociados a funcionarios públicos. Es obligatorio aportar una autorización previa por escrito cuando se exceda un determinado límite de gastos.
Due Dilligence sobre representantes externos Se exige llevar a cabo un análisis exhaustivo de la información relacionada con los antecedentes, la reputación y la capacidad de negocio de los representantes externos antes de contraer compromisos o celebrar contratos con ellos, así como incluir disposiciones anticorrupción en esos contratos.
Formación periódica Se exige impartir una formación adecuada a los empleados en relación con la Política anticorrupción y el papel que desempeña para garantizar su cumplimiento.

Supervisión y denuncia

Nos encargaremos de supervisar el cumplimiento de nuestra Política anticorrupción. Asimismo, todas las personas sujetas a la presente política están obligadas a denunciar puntualmente cualquier violación real o sospecha de dicha política ante el Deputy General Counsel – International, o ante el Director de Compliance o Compliance and Ethics Whistleblower Hotline.